¡Entra!

Estás en tu casa

15 construcciones arquitectónicas con atracciones de mucho vértigo

Stratosphere Tower

¿Por qué la altura atrae tanto a algun@s?. Será quizás por la adrenalina que genera estar en tal riesgo, quizás por tener todo bajo control, o podría ser también por sentirse pequeñito ante la inmensidad. Existen edificios que ofrecen experiencias límite y su éxito va en aumento. Construcciones que ponen los pelos de punta! Edificios en los que no hay fails que valgan, bien construidos, originales y rompedores, y lo más importante: muy muy fiables. Aquí es mostramos 15 de ellos en los que si que podéis vivir experiencias muy al límite en las alturas.

1.- Un parque de atracciones en la azotea (EEUU)

Si te vuelven loco los parques de atracciones, alucinarás al saber que en la  Stratosphere Tower de Las Vegas hay un parque de atracciones en lo alto de un edificio. Si ya las típicas atracciones dan miedo, imaginate una a 350 m de altura! 5 atracciones escalofriantes y una de ellas la caída libre más alta del mundo: El Skyjump.

Stratosphere Tower Stratosphere Tower Stratosphere Tower

2.- Piscina a 200 metros de altura (Singapur)

Aún el calorcito del verano nos queda un poco lejos, pero si eres uno de los suertudos o suertudas de los que puedes hacer de vez en cuando alguna escapadita y tu economía lo permite … NO LO DUDES!! escapate a Singapur!! En el complejo Marina Bay Sands te espera un gran piscina infinita donde relajarte a 200 metros de altura. Si eres un apasionad@ de las alturas, en esta azotea del hotel, podrás ver Singapur en remojo.

Marina Bay Sands Marina Bay Sands Marina Bay Sands

3.- Tenis megaextremo (Dubai)

Esta pista de tenis en Dubai, a 321 metros y sin vallar… hay que tener mucho control para que la pelota no se vaya muy lejos… Está situada en el hotel Burj al-Araba, en su helipuerto, y en ella jugaron Roger Federer y Andre Agassi.

hotel Burj al-Arab hotel Burj al-Arab hotel Burj al-Arab

4.- Acrobacias en el tejado (Ucrania)

No apta para todo el mundo es la locura que llevó a cabo el joven Vasya Lukyanenko, que con tan sólo 18 años se atrevió a hacer todo tipo de acrobacias con su bici en el tejado de un edificio, situado a 100 metros de altura, y en pleno centro de Kiev, Ucrania. El joven, que es seguidor de la modalidad acrobática BMX, realizó este reto de la mano de Red Bull y sin ningún tipo de protección, más allá de un casco. Si te gustan las acrobacias puedes montarte un circuito en tu tejado.

5.- Pender de un hilo (Canadá)

Una buena manera de explorar tus límites es probar el circuito abierto de la CN Tower de Toronto en el que pendes de un hilo, de manera literal en uno de los bordes. De ti depende lo mucho que quieras inclinarte y sentir que entre tú y el vacío no hay nada. Los más miedosos debéis saber que hay instructores que te ayudan y facilitan que vivas las experiencias sin que tengas un ataque al corazón.

6.- Flotar en las alturas (Estados Unidos)

Seguro que alguna vez has soñado que volabas. Es un sueño recurrente y que tiene miles de interpretaciones freudianas, pero que deja más que claro que nos gusta explorar nuestros límites. Por ahora es imposible que los humanos podamos volar por nosotros mismos, pero sí podemos llegar a sentir que flotamos y ver el abismo bajo nuestros pies. Es lo que ofrece el balcón de cristal transparente de la Torre Willis de Chicago, donde experimentarás lo que es andar sobre un suelo transparente.

7.- Cena con vistas espectaculares (México-Bélgica-Alemania)

Comer es uno de los mayores placeres del mundo. No es de extrañar pues que se hayan inventado todo tipo de restaurantes, pero pocos se pueden comparar con cenar a 50 metros de altura, viendo cómo el atardecer se posa sobre las pirámides de Teotihuacán (México) y la ciudad de Bruselas o disfrutando de un concierto de rock en Alemania con vistas inmejorables. Es lo que ofrece Dinner in the Sky, una iniciativa que poco a poco se va expandiendo por todo el mundo y que te permite cenar de lujo, a varios metros de altura y sustentado por una grúa.

8.-Ventana que se inclina 30 grados al vacío (Estados Unidos)

Estás quieto, agarrado a dos barandillas y de repente te inclinas 30 grados hacia abajo. Durante unos largos minutos te quedas colgando sobre la ciudad de Chicago y experimentas en primera persona las vistas que tendrías si tuvieras el superpoder de volar. Esta sensación es lo que ofrece la ventana de cristal y acero Tilt, que es la atracción que puedes encontrar en el edificio 360 Chicago y que te permite jugar a ser un principiante Superman. En este vídeo puedes ver el proceso.

9.- Escaleras al cielo (Australia)

Para alcanzar el punto más alto de la mayoría de rascacielos se necesita la ayuda de un ascensor. Sin esfuerzo y en un abrir y cerrar de ojos estás en la azotea. Pero para ser consciente de la inmensidad que hay bajo tus pies, y poner tus sentidos al límite, nada comparable con subir una escalera empinada de 298 peldaños y a 270 metros de altura. Es lo que ofrece el edifico Q1 en Australia, que podríamos definir como una ruta senderista en la ciudad.

10.- Un jardín botánico colgante (Singapur)

Irreal o casi de otro mundo es el bosque de los super árboles de Singapur, donde unas estructuras de 25 a 50 metros de altura simulan ser árboles increíbles. En el fondo son jardines verticales de diseño exclusivo que guardan todo tipo de plantas, y lo mejor es que hay un puente de 128 metros de largo que los recorre. Ideal para los que quieran disfrutar de la naturaleza en medio de la ciudad y sin renunciar a las alturas.

11.- Pasarela del miedo que inspiró Avatar (China)

¿Te imaginas andar por una pasarela transparente al aire libre mientras ves debajo de ti un abismo de 1.430 metros? Pues esto, que para muchos puede ser una auténtica pesadilla, es una experiencia real que puedes vivir si visitas la montaña de Tiananmen en China. Se trata de una pasarela de 200 metros que es totalmente transparente y que rodea la montaña, de la que se inspiraron para crear los paisajes de la película Avatar. Muchos son incapaces de cruzar sin sujetarse a la pared.

12.- Conducir en lo alto de un edificio (Italia)

El edificio Lingotto en Turín, Italia, fue durante 59 años la sede de la fábrica de coches Fiat. No se trató de una fábrica cualquiera, ya que en su tejado tenía una pista de pruebas de 2,4 kilómetros de longitud donde especialistas probaban los últimos modelos. Ahora el edificio alberga un hotel y un centro de congresos, y una pinacoteca ocupa todo el tejado. Aunque el circuito no se utiliza como pista de pruebas, sí se puede visitar y pasear por él. Como excepción, en 2011 tuvo lugar una reunión de scooters, en la cual circularon por el tejado.

13.- El puente del vértigo (Austria)

Aquí no hay artificios ni atracciones, pero tampoco le hacen falta. Es un puente colgante situado a 400 metros de altitud en Dachstein, Austria, y que en el diccionario podría aparecer como sinónimo de la palabra vértigo. Si te atreves a cruzarlo solo, sin cerrar los ojos y mirando hacia abajo, podrás enfrentarte casi a cualquier cosa.

14.- Suspendidos en el abismo (China)

Fue hasta hace un mes y medio el mirador más alto del mundo. El título se lo arrebató el mirador de la torre Burj Khalifa de Dubai, pero aún así la plataforma de observación del Shanghai World Financial Center puede presumir de ser el mirador con suelo transparente más alto del mundo. Desde fuera da la impresión que está suspendido y casi balanceándose, y desde dentro puedes ver lo que tienes a tus pies gracias al suelo de cristal.

15.- Torre Eiffel con renovadas vistas (Francia)

París enamora, es una realidad. Así que si ya fuiste y buscas una excusa para volver a pisar suelo francés, te alegrará conocer que hace tan sólo un mes la Torre Eiffel ha estrenado un mirador de cristal que está en la primera planta y que te hará soñar con que estás flotando. Hay quien ya le ha sacado una cómica utilidad, como la señora de la segunda foto que no escatimó esfuerzos para obtener una graciosa foto.

…. y algo más…

 No se trata de ningún edificio en sí, pero lo podríamos catalogar como una casa a cuestas. Los participantes del Highline Meeting Festival que se celebra en Monte Piana, Italia, y que reúne a amantes del slackline (equilibrio usando cuerdas entre dos puntos), durmieron y pasaron el rato colgados en sus hamacas y a una altura que me da vértigo sólo de pensarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: